La importancia de ser API

Marcelino Martín Cuevas

Agente de la Propiedad Inmobiliaria colegiado (Granada)

Todos nosotros somos conscientes de la gran noticia que ha supuesto que, gracias a la gran labor del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, el Parlamento Andaluz haya aprobado la Ley de derecho de tanteo y retracto en desahucios de viviendas en Andalucía.

Igualmente todos nosotros sabemos que esta ley establece un registro obligatorio para los profesionales del sector, que deberán tener un seguro de responsabilidad civil que ofrece “seguridad” a los consumidores, con un importante régimen sancionador….

Muy interesante….pero que muy, muy interesante…

Bien, pues ahora os invito a haceros una pregunta ¿Cuántos de vuestros clientes conocen esa ley? Y voy más allá, ¿A cuántos de esos clientes les interesa esa ley?

Pero el tema no se queda ahí, y como API me pregunto lo siguiente:

¿Cuántos de nuestros clientes saben que cuando contratan un API se van encontrar a un profesional con una Titulación Universitaria Superior y experiencia acreditada en el sector?

¿Cuántos de nuestros clientes saben que ese profesional va a tener un Seguro de Responsabilidad Civil para el desempeño de su trabajo?

¿Cuántos de nuestros clientes saben que contamos con las mejores herramientas y con el respaldo de un colectivo para cualquier cuestión relacionada con la venta?

¿Cuántos de nuestros clientes saben que cuando un juez necesita la peritación de una finca acude a nosotros?

Y por último, ¿Saben nuestros clientes qué se van a encontrar si decide confiar en un API?

Puedo estar equivocado, pero miedo me da si hacemos a nuestros clientes una encuesta seria al respecto…

Por todo ello, cada uno de nosotros tiene la gran responsabilidad de dar a conocer lo que se ha logrado y que no quede como una de tantas leyes que se aprueban todos días en nuestro país: Se lo debemos a nuestros compañeros y, sobre todo, a nuestros clientes.

Además, ahora mismo muchos estamos plena batalla para diferenciarnos y poder destacar ante la abrumadora competencia que ha surgido en el sector. Sabemos que los pequeños detalles marcan la diferencia entre ser o no ser elegidos como agentes de confianza a la hora de gestionar un inmueble…Y ser API no es, precisamente, un “pequeño detalle”.

API es la designación más antigua, exigente, con más prestigio de España y la que más ha luchado por ese reconocimiento de este sector que tanto se merece, tanto por parte de los profesionales como de los clientes, que es a quienes tenemos la obligación de dar lo mejor.

Por eso, queridos compañeros, tenemos que aprovechar esta oportunidad que nos brinda el pertenecer al colectivo API, y trasladarles a nuestros clientes de forma elegante todos los beneficios que pueden obtener si deciden confiar en un API, que no son pocos.

Hace tiempo que tengo claro que el objetivo de mi agencia ya no pasa por poner en valor nuestro sector, dignificar la profesión o hacer felices a nuestros amigos. Va más allá. Va mucho más allá.

Pasa por ASOMBRAR AL MUNDO en todo lo que hagamos cada día, hasta en las pequeñas cosas… ¿Para qué? Para que nuestro mensaje se quede para siempre en la memoria de todos nuestros compañeros, clientes y amigos.

¿Por qué soy API?

Muy sencillo compañeros, porque amo esta profesión y cuidaré de que nadie lo olvide.

Cuento con vosotros.

 

Diego Galiano inaugura las I Jornadas Inmobiliarias de Baleares

El presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Diego Galiano, ha participado hoy en las I Jornadas Inmobiliarias de Baleares. En el acto de inauguración, ha estado acompañado por el presidente del Colegio y de la nueva Asociación de Agentes Inmobiliarios de Baleares, José María Mir; y el director general de Arquitectura y Vivienda del Govern de les Illes Balears, Eduard Vila.

Durante dos días diferentes expertos están abordando temas relacionados con la intermediación inmobiliaria; alquiler turístico, la problemática de los ocupas, la financiación de las operaciones o el marketing. Las jornadas, que se celebran en la sede del Colegio de Administradores de Fincas de Baleares, cuentan con la participación de un gran número de profesionales inmobiliares de las Islas Baleares.

El Consejo General API se congratula por la creación de registros autonómicos de agentes inmobiliarios en Andalucía, Cataluña, País Vasco, Madrid y Navarra

El Consejo General de Colegios API de España muestra su satisfacción por la creación en los últimos meses de registros de agentes inmobiliarios en las comunidades de Cataluña, País Vasco, Madrid, Navarra y Andalucía, donde se acaba de aprobar por el Parlamento andaluz. Ayer, 11 de abril, se aprobó en el Parlamento de Andalucía la Ley de tanteo y retracto que incorpora en una disposición adicional el registro de agentes inmobiliarios de Andalucía, de carácter obligatorio y pendiente de desarrollo reglamentario. Una aprobación en la que ha sido clave el trabajo previo realizado por el Consejo Andaluz de Colegios API.

De esta forma, por fin se ve luz al final del túnel en el sector inmobiliario, tras 18 años de descontrol y desorden. “Quien preste servicios de venta o arrendamiento de inmuebles, y especialmente de viviendas, tiene que estar formado y capacitado, sin duda alguna”, afirma el presidente del Consejo General API, Diego Galiano, quien está convencido que los registros de agentes inmobiliarios benefician a los consumidores y dan transparencia, información y confianza a los ciudadanos.

Sin embargo, el Consejo General API teme que aquellos registros que son de carácter voluntario, como los de Navarra o Madrid, no lleguen a lograr con celeridad y firmeza los objetivos previstos de seguridad jurídica y protección al ciudadano, pues no impedirán que todo tipo de personas llegadas al mundo inmobiliario sin formación previa, puedan campar a sus anchas y seguir generando riesgo jurídico y económico. Por ello, solicita a las administraciones autonómicas que los registros de agentes inmobiliarios sean de inscripción obligatoria para quien ejerce la actividad.

En este sentido, el presidente del Consejo General API, Diego Galiano, apuesta por unificar en lo posible los requisitos que se solicitan en los distintos registros autonómicos y pide que sean obligatorios en todos los casos. “Los registros voluntarios son un primer paso positivo que orientarán a los ciudadanos a profesionales responsables y seguros que se hayan inscrito, pero no dan respuesta al problema global que existe en este país en materia de servicios inmobiliarios”, señala. “Desde el momento en que se permita la venta de inmuebles en una zapatería o en la peluquería, el riesgo del ciudadano no desaparece”.

Finalmente, subyace que la vivienda es un bien jurídico digno de la máxima protección y que tiene reconocida una función social, y los poderes públicos deben velar por ello. Las estafas y los fraudes se producen porque no hay ningún control. Esta es la denuncia que vienen formulando los API en defensa de la ciudadanía.

El Consejo General API afirma que solo los registros obligatorios de agentes inmobiliarios cumplirán la misión completa. “Han pasado casi 18 años desde la total desregulación de este sector y desde entonces ha habido numerosos problemas para los verdaderos profesionales y para los consumidores, que han tenido que tratar con supuestos agentes sin la cobertura de un seguro o que desaparecen de la noche a la mañana sin dejar rastro, frustrando las expectativas del cliente”, explica.

La aspiración de los API va más allá, pretendiendo que en este país se vuelva a reconocer un título oficial API, no exclusivo ni excluyente, pero que unifique al cuerpo inmobiliario, así como que se apruebe una ley de intermediación inmobiliaria. Pero mientras eso llega, es muy positivo que todas las comunidades autónomas legislen en protección básica a consumidores de vivienda, ya que no tiene sentido que un consumidor cuente con esta garantía en Madrid y que carezca de ella a sólo unos kilómetros, en Segovia o en Toledo.

El Consejo Andaluz API, clave para la creación del registro de agentes inmobiliarios en Andalucía

Gran noticia legislativa en Andalucía. El Proyecto de ley del derecho de tanteo y retracto incorpora la REGULACION de la actividad de los AGENTES INMOBILIARIOS DE ANDALUCIA.
 
El Consejo Andaluz de Colegios API ha logrado por fin que la administración andaluza apruebe una normativa para “proteger” a los consumidores y usuarios de los servicios inmobiliarios. Y tal hecho histórico ha ocurrido hoy día 11 de abril en el Parlamento de Andalucía.
 
Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y nuestros Colegios en Andalucía hemos demostrado nuestro compromiso con la sociedad y con los ciudadanos. No podíamos estar de brazos cruzados observando cómo desde el año 2.000, en que se liberalizó el sector de la intermediación, ha imperado el desorden y la inseguridad jurídica y económica de los usuarios. Ejercer esta actividad era libre, sin ningún requisito básico, sin demostrar capacitación ni estar formado. Con ello, muchos servicios de supuestos agentes inmobiliarios eran de baja calidad, los ciudadanos veían frustradas en muchas ocasiones sus expectativas inmobiliarias, y el desprestigio generalizado del sector nos afectaba a todos.
 
Por fin, el día 11 de abril de 2018 el Parlamento de Andalucía ha aprobado este texto normativo que ahora tendrá un desarrollo reglamentario. Incorpora un Registro administrativo ´”obligatorio” de agentes inmobiliarios, para cuya inscripción los agentes deberán demostrar una determinada capacitación y requisitos de solvencia y seguridad. En la Disposición Adicional Cuarta de la nueva Ley se recoge que los API colegiados entrarán directamente en el registro constituido.

Encuentro institucional del Consejo General con los colegios API de Galicia

El presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Diego Galiano y el tesorero de la entidad, Manuel Rodríguez han realizado una visita institucional a los colegios API de Galicia. El Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de A Coruña ha acogido una reunión con los responsables de los cuatro colegios gallegos para informar del estado de la profesión y la gestión del Consejo General.

Los representantes del Consejo General han asistido también a un encuentro con colegiados gallegos celebrado en la sede del Colegio coruñés para debatir y analizar la situación actual del sector en la comunidad gallega. En la mesa redonda se abordaron diversas cuestiones como la defensa de la profesión; a través del posible cambio en  los requisitos de acceso, registros profesionales, licencias administrativa, Seguro RC; el ordenación del territorio; la constante comunicación del colegio con sus colegiados; o la creación de asociaciones profesionales.

El Coapi de A Coruña, además, hizo entrega de una placa conmemorativa a los responsables del Consejo General para agradecer su visita.

Diego Galiano interviene en la presentación del Estudio de Morosidad en Arrendamientos Urbanos de FIM Ibérica

Diego Galiano, presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, ha ofrecido una ponencia en la presentación del décimo Estudio de Morosidad en Arrendamientos Urbanos, realizado por FIM Ibérica. El acto ha tenido lugar en el hotel de lujo Puerta América de Madrid, donde ha acudido una nutrida representación de profesionales inmobiliarios de primer nivel.

Galiano ha intervenido en el acto por partida doble. En primer lugar, ha participado en un coloquio sobre la morosidad de los inquilinos en España, en el que ha expuesto que la causa principal de los propietarios para tener viviendas vacías y no alquilar es el miedo a los morosos y a los posibles daños. Diego Galiano considera que la falta de recursos de muchas familias justifica esta situación aunque ha apelado a que actúen de forma noble e informen al propietario y pacten alguna estipulación temporal. Por el contrario, ha criticado a los “morosos profesionales” que actúan con engaño y malicia, y se aprovechan de la lentitud de la justicia.

Precisamente, ha apoyado las medidas que se introdujeron en 2009 y 2013 para agilizar estos procesos, como el requerimiento por 10 días al inquilino, o fijar fecha para juicio y lanzamiento por adelantado, “aunque aún no son suficientes. Reducir los tiempos judiciales es fundamental”, ha señalado.

Posteriormente, el presidente del colectivo API ha ofrecido una charla sobre el panorama actual del sector de la intermediación, desordenado, descontrolado, y olvidado por los poderes públicos. “No se exige ningún requisito para ejercer esta actividad inmobiliaria, pueden realizarla desde el panadero hasta el frutero, pasando por el mecánico o el jardinero. Si los ciudadanos padecen perjuicios económicos y morales por recibir negligentes servicios inmobiliarios o por ser estafados, deben mirar a la pasividad de los políticos, que no velan por su seguridad jurídica y económica, contraviniendo la propia Constitución”, ha manifestado Galiano.

Conmemoración del 70 aniversario de la creación de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria

 Los colegios oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria cumplen 70 años en 2018, por lo que el Consejo General de Colegios API ha preparado un intenso programa de actividades para conmemorar este aniversario. La profesión de Agente de la Propiedad Inmobiliaria fue creada por el Gobierno español mediante el Decreto de 17 de diciembre de 1948, lo que convierte a los API en los profesionales inmobiliarios más antiguos de nuestro país. Bajo distintas normativas a lo largo de su existencia, en la actualidad están regulados por el Real Decreto 1294/2007 y tutelados por el Ministerio de Fomento y Vivienda.

“Nuestra historia y nuestro prestigio, acuñado por tantos años de buen hacer inmobiliario, obliga a los API a ser los interlocutores de referencia ante la administración, a impulsar el sector, a proponer la vía de la unión de los operadores, y a velar por un ejercicio íntegro e intachable de esta noble actividad profesional”, señala el presidente del Consejo General, Diego Galiano, quien añade que “nuestro histórico logo API es un sello de calidad indudable y hay que seguir defendiéndolo como garante de la buena praxis”.

Para conmemorar esta efeméride, el Consejo General de Colegios API ha creado un logotipo específico del 70 aniversario para uso por todos los colegiados, y ha preparado un intenso programa de actividades durante 2.018. El programa incluye la visita del Pleno de presidentes al Congreso de los Diputados y al Senado en junio, junto a la recepción ya solicitada a la Casa Real para audiencia con el Rey Felipe VI. Además, se celebra el VII Congreso Nacional API-Unión Inmobiliaria, en Málaga en septiembre, y se va a crear la Medalla y el Diploma al Mérito Inmobiliario mediante la puesta en marcha de un Reglamento de Honores. Se propone también acudir con algún evento a algún lugar emblemático como Ávila, cuna de la Patrona Santa Teresa de Jesús

Diego Galiano pone especial énfasis en la campaña de promoción de la profesión API a través de medios y redes sociales. “Tenemos tradición y un gran futuro por delante, pero es obligado reforzar nuestra presencia y calar hondo en la sociedad. Hay que transmitir a los ciudadanos la necesidad, calidad y honestidad de los servicios de los Agentes de la Propiedad. Un API no es una carga, sino que su asesoramiento es la clave de la eficacia y la seguridad en cualquier operación inmobiliaria”, señala.

En el marco de esta campaña se ha realizado un llamamiento a los API de toda España para que aporten en redes sociales los motivos por lo que se sienten de orgullosos de ser Agentes de la Propiedad Inmobiliaria a través del hashtag #70aniversarioAPI.

Seis recomendaciones de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria para conseguir vender una vivienda

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, que aglutina a 4.100 API colegiados ejercientes de toda España, realiza 6 recomendaciones para conseguir vender una vivienda.

1.- Interiorizar y asumir que inicia un proceso complejo con riesgos jurídicos y económicos
Vender una vivienda no es sólo poner un cartel en el balcón o colgar un anuncio en un portal inmobiliario. La vivienda no es una mercadería común, sino que tiene importante transcendencia jurídica, económica, urbanística, registral, comunitaria y fiscal. Incluso mostrar la vivienda a desconocidos afecta a la seguridad familiar.

2.- Contratar a un API como profesional cualificado
Para evitar los riesgos inherentes solo cabe ponerse en manos de un API como profesional cualificado a fin de que para el propietario el proceso sea pacífico, sosegado y seguro. El propietario debe evitar sufrimientos innecesarios. Como consumidor tiene derecho a recibir del profesional un servicio inmobiliario transparente, completo, honesto y seguro, y con información adelantada sobre honorarios a pagar.
Obtendrá claras ventajas al contratar un API, especialmente información sobre la situación del mercado en cada zona, sobre el precio correcta de oferta de venta, sobre los aspectos jurídicos, técnicos, y fiscales derivados de la operación. Además el API negociará en su nombre, defenderá sus intereses, y realizará toda la tramitación contractual y documental oportuna. El vendedor entregará las llaves un día y se olvidará hasta acudir a la Notaría para recibir su legítimo cheque.
El vendedor es libre de elegir entre una contratación de varios agentes simultáneamente o disponer de un solo agente en exclusiva que ordene adecuadamente el proceso. No siempre se acierta con la idea de que cuantos más mejor. Existen sistemas de colaboración muy eficaces entre agentes inmobiliarios que permiten tener más opciones de una venta rápida, partiendo de un único interlocutor. El propietario debe informarse bien del sistema seguido por el agente y de su paquete de servicios antes de su contratación.

3.- Acertar en el proceso comercializador de venta
Para vender hay que hacer visible el inmueble. Lo que no se ve no se vende. El propietario debe comprobar que el profesional contratado va a seguir un plan de marketing idóneo. La publicidad de venta debe ser veraz y completa, no debe ocultarse nada, pero sí debe centrarse en los puntos fuertes que generan atracción de posibles compradores, como su estado, ubicación, distribución, luminosidad, o el mapa comercial, educativo y sanitario de la zona. Es aconsejable que el posible comprador pueda acceder de forma rápida y certera a la información que necesita.

4.- Evitar los sueños de fortuna
Ser certero en la fijación del precio evitando sueños de fortuna. El precio puede variar en función de la situación del mercado en cada momento temporal y en cada zona. Fundamental es dejarse asesorar en precio por un API cualificado, y no por vecinos, cuñados y amigos.

5.- Flexibilidad en la negociación
Quien quiere de verdad vender debe abandonar posiciones de firmeza absoluta. La compraventa es fruto de un consenso de voluntades. Según la situación del mercado inmobiliario en cada período temporal se puede ser más o menos flexible, pero en general las imposiciones de la propiedad no son aconsejables. Hay que valorar los pros y los contras ante cada propuesta. Por ejemplo se podría aceptar un precio inferior al inicialmente previsto, pero a cambio el vendedor se podría librar de una copropiedad no deseada tras un divorcio, o de un inmueble que genera muchos gastos o de un piso cerrado que se deteriora progresivamente.

6.- Preparar la vivienda para la venta
Se debe entender que la vivienda debe ser visualmente atractiva. Los posibles compradores pueden abandonar una visita en los primeros dos minutos por esta cuestión. Lo que les entra por la vista, el olfato o el oído en los primeros momentos es decisivo. Una pequeña inversión para retirar sobrecarga de muebles, pintar paredes, cambiar cortinas, adecuar habitaciones o decorar mínimamente, es sumamente necesario, especialmente en viviendas cerradas. Y en viviendas ocupadas por favor…. no mostrar el piso a primera hora de la mañana con desorden en habitaciones, o después de comer con los olores de la cocina. Un último consejo: guardar los utensilios del aseo personal de los baños durante las visitas.

El Consejo General API se reúne con Ciudadanos para pedir más garantías para los consumidores inmobiliarios

Responsables del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria se han reunido con Rodrigo Gómez, representante del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, para abordar la situación actual de la intermediación inmobiliaria en España. En este encuentro, el presidente del Consejo General, Diego Galiano, ha explicado que la intermediación inmobiliaria en nuestro país es “desordenada e insegura, con riesgo económico para los consumidores”. Hay que recordar que este sector está totalmente liberalizado desde el año 2000, por lo que una persona que interviene en la compra o venta de una vivienda ni siquiera está obligada a saber leer o escribir.

Por ello, los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria han propuesto a Ciudadanos una solución legislativa para abordar este problema. “El objetivo es proteger a los consumidores que reciben servicios inmobiliarios, para lo que es fundamental que se exija a todos los que quieran intervenir en el sector una serie de requisitos. La función social de la vivienda no puede ser una utopía, sino que debe tener efectividad práctica, y los poderes públicos deben proteger el acceso a la vivienda”, manifiesta Galiano.

El representante del grupo parlamentario de Ciudadanos ha acogido de forma positiva esta propuesta y ha prometido interesarse por el tema. En este sentido, Diego Galiano recuerda que estamos en un momento adecuado para realizar este cambio normativo, ya que se está tramitando en el Congreso la Ley de Crédito Inmobiliario, centrada en la protección de los consumidores financieros. “Esto casa perfectamente con la protección que también merecen los usuarios de servicios inmobiliarios, que podría incluirse también en esta norma”, afirma.

Este encuentro está dentro de la ronda de encuentros que está manteniendo el Consejo General de Colegios API con los distintos partidos con representación parlamentaria, que les ha llevado a reunirse previamente con representantes del PSOE, PP, ERC Compromís.

Málaga albergará el VII Congreso Nacional de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria los días 27 y 28 de septiembre

 El Consejo General de Colegios de Agentes de la propiedad Inmobiliaria ha elegido Málaga para celebrar la séptima edición del Congreso Nacional de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria los días 27 y 28 de septiembre. Tras el gran éxito de la anterior edición de este evento, celebrada en Zaragoza, se repetirá el lema “Unión Inmobiliaria” como. Tal y como señala el Presidente del Consejo, Diego Galiano, “la expresión Unión Inmobiliaria es símbolo de la necesaria actuación conjunta y coordinación de los colectivos inmobiliarios existentes, que debe estar orientada a la profesionalización del sector y a la protección de los ciudadanos que reciben servicios inmobiliarios”.

Este séptimo Congreso API se celebra además en el año en que se conmemora el 70 aniversario de la creación de los Colegios Oficiales API por Decreto de 17 de diciembre de 1948. Y para celebrar tal efeméride el Consejo General está trabajando en un programa de actos que se desarrollarán a lo largo del año.

El evento “Unión Inmobiliaria” tiende a convertirse en un referente del sector y por ello se está elaborando un programa atractivo con ponentes de primer nivel. El objetivo es dar un paso más tras la exitosa edición 2017 que reunió a 200 profesionales inmobiliarios de toda España. El presidente del colectivo, Diego Galiano, explica que la elección de Málaga permitirá que este congreso pueda seguir creciendo. “Málaga es una provincia con un sector inmobiliario de gran dinamismo, además de ser una de las ciudades de moda en España y Europa en la actualidad por la gran transformación experimentada en los últimos años y su gran atractivo cultural y turístico”, argumenta.

La celebración de este congreso nacional pretende difundir la actividad profesional de los agentes de la propiedad inmobiliaria, impulsar el mercado inmobiliario, y especialmente dar a conocer la necesidad de aprobar un marco jurídico y una regulación del tráfico inmobiliario en España. Además, “Unión Inmobiliaria” volverá a estar abierto a la participación de otros operadores  inmobiliarios, registradores, notarios, arquitectos, abogados, tasadores o responsables bancarios. “Estamos convencidos que es necesario que todos los que intervenimos en las operaciones inmobiliarias seamos capaces de marcar líneas de actuación conjuntas para conseguir el desarrollo equilibrado del sector inmobiliario que todos deseamos”, señala Galiano.