El Consejo General de Colegios API prevé que el incremento de precios de la vivienda se moderará en 2019

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria prevé que el precio de la vivienda crecerá a menor ritmo en España a lo largo de 2019, a la vez que aumentarán las operaciones de compraventa con respecto al año anterior. Los API estiman que el horizonte de incertidumbre, la rebaja en las previsiones de crecimiento y la lógica del mercado tras unos meses de importantes subidas harán que el precio medio de la vivienda aumente de una forma más suave en 2019.

José Luis Polo, vocal del Consejo General de Colegios API y presidente del Colegio API de Guipuzkoa, señala que el comportamiento de los precios y de las compraventas tiene una distribución irregular en el territorio español. “Va a seguir habiendo un gran dinamismo en Madrid, Barcelona, Sevilla, San Sebastián, Málaga o Baleares y sus áreas metropolitanas, mientras que zonas de costa y de ciudades medias experimentarán un ritmo de crecimiento menor. Finalmente, nos encontramos con las ciudades pequeñas y los espacios rurales, donde el mercado va a continuar plano, casi estancado. Un escenario de una España a tres velocidades que da lugar a situaciones muy diversas”, afirma.

Polo espera que las cifras de compraventa sean buenas en 2019, siempre que no haya un frenazo brusco de la economía, gracias a la estabilización de los precios. “Este crecimiento en la compra de viviendas viene en buena parte de la demanda embalsada que existía desde que el mercado tocó fondo en 2015: compradores con solvencia que estaban esperando a que finalizara el ciclo descendente. Sin embargo, corremos el riesgo de que se estrangule el mercado a medio plazo si no se renueva esta demanda”, afirma. En este sentido, señala que los agentes inmobiliarios a pie de calle han notado que los compradores con solvencia ya han acudido al mercado y que las personas de menos de 40 años no pueden comprar debido a los bajos sueldos y altos precios, especialmente en las grandes ciudades. De esta forma, cree fundamental que se renueve la demanda para que el mercado no sufra un parón significativo por el desequilibrio entre la oferta y la demanda.

Además, el dinamismo del mercado inmobiliario se podría ver afectado por la ralentización del conjunto de la economía española, la subida del IPC y de los tipos de interés, ya que el actual crecimiento se ha basado en el ciclo económico positivo y los bajos interés de las hipotecas. Por otra parte, Polo alerta de que están aumentando la brecha en los precios entre el centro y la periferia de las grandes ciudades. “Cuando estalló la burbuja inmobiliaria en el año 2007, los precios del centro de las ciudades multiplicaban por dos o por tres los precios de la periferia, pero ahora se están multiplicando por cuatro, cinco o incluso más, lo que hará que muchos compradores tengan muy difícil el acceso a las zonas centrales, necesiten más financiación, e incluso muchos sean expulsados a zonas urbanas más periféricas”, explica. En este sentido, Polo señala que las medias son cada día menos representativas y encubren realidades con mayor índice de dispersión que responden no sólo a crecimientos territoriales diferenciales, sino a ciudades con mercados inmobiliarios a varias velocidades.

En cualquier caso, los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria no consideran que se pueda estar produciendo una nueva burbuja, ya que el volumen de operaciones no es tan alto como para que se produzca.

Evolución del alquiler

En cuanto al mercado del alquiler, José Luis Polo advierte de que las medidas que acaba de aprobar el Gobierno pueden provocar un alza de los precios. “Se ha limitado la capacidad de garantizarse el arrendamiento por parte del propietario al reducir la fianza a sólo dos meses. El riesgo de impago es mucho más alto y, como indica la lógica económica, ante mayor riesgo tienden a subir los precios”, explica. Para que las nuevas medidas funcionaran correctamente, sería necesario que el propietario tuviera mayores garantías para volver a disponer de su vivienda de forma rápida en caso de impago del alquiler.

Además, ante el alto nivel de precios del alquiler en las grandes ciudades, los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria estiman que se potenciarán figuras como los pisos compartidos, la división de viviendas para crear microapartamentos o los subarriendos. “Esto puede provocar que sigan aumentando los precios, porque el esfuerzo de pagar la renta se divide entre varias personas”, finaliza Polo.

El Consejo General API edita el libro “Manual práctico de la agencia inmobiliaria”, del API Alfonso Miranda


El Consejo General de Colegio API ha editado el libro “Manual práctico de la agencia inmobiliaria: compraventas, arrednamientos, formularios”, escrito por el Agente de la Propiedad Inmobiliaria colegiado Alfonso Miranda Cabrera. El prólogo de la obra corre a cargo del presidente del Consejo General, Diego Galiano.

El manual se compone de 218 páginas y, con una visión práctica y un lenguaje sencillo, se desarrolla en cuatro capítulos. El primero de ellos analiza la problemática, evolución y situación actual de la intermediación inmobiliaria. El segundo analiza todos los trámites desde que se inicia nuestra actividad con la captación de los inmuebles hasta que finaliza el proceso con la escritura pública de compraventa. El capítulo tercero se dedica a los arrendamientos urbanos, analizando desde un punto de vista práctico todos aquellos aspectos más relevantes, incluida la reciente reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos introducida por el Real Decreto Ley 21/2018. Finalmente, en el capítulo cuarto se recogen 19 formularios de uso frecuente por cualquier agencia. Adjuntamos el sumario del libro al presente correo, al objeto de que se conozcas todos sus apartados.

Con la edición de este Manual Práctico de la Agencia Inmobiliaria, el Consejo General sigue cumpliendo su obligación de dar máxima difusión a la profesión API y ayudar a elevar en lo posible la calidad de los servicios inmobiliarios. La formación continua es un pilar fundamental en las profesiones colegiadas. Todos, desde los colegiados API más veteranos para reciclarse, hasta los que se inician ahora para aprender, debemos preocuparnos por la formación”, indica Diego Galiano.

El libro, que tiene un precio de 26 euros con IVA y gastos de envío incluidos, puede adquirirse a través de la tienda online del Consejo General o puede ser reservado mediante correo electrónico directamente al Consejo.

El Consejo General de Colegios API y la UNED unen fuerzas para mejorar la formación de los profesionales inmobiliarios

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria ha suscrito un convenio con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) como colaborador en el Curso de Experto profesional en Economía y Gestión Inmobiliaria, dentro de su apuesta por el fomento de la formación continuada de sus colegiados.

El presidente del Consejo General API, Diego Galiano, señala que “las profesiones colegiadas deben persistir en la formación continua y la deontologia de sus colegiados”. Y añade que “nuestra actividad inmobiliaria exige conocimiento y reciclaje, y que sólo desde la formación continua podremos ejercer con máxima solvencia y diligencia nuestra actividad, con respeto exhaustivo siempre a los derechos de los consumidores”.

Gracias al convenio firmando junto al Director del Departamento de Economía Aplicada y Gestión Pública de la Facultad de Derecho de la UNED, José Manuel Tránchez, los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados y asociados API gozarán de un importante descuento al formalizar la matrícula de este Curso de Experto.

Además del citado descuento, la UNED como entidad acreditada ante el Servicio Público de Empleo Estatal SEPE y la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), permite obtener formación bonificada en la seguridad social a las empresas y trabajadores que realicen este curso, dentro de unos determinados requisitos.  El plazo de matrícula para los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados interesados en obtener el descuento finaliza el próximo martes 15 de enero.

Importante acuerdo del Consejo General API y la Universidad San Pablo CEU para mejorar la formación de los profesionales inmobiliarios

El convenio permitirá el acceso de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados y miembros de asociaciones API a másteres y programas ejecutivos de primer nivel en condiciones ventajosas

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y la Universidad San Pablo CEU han suscrito un importante convenio de colaboración para facilitar el acceso a la formación de primer nivel a los API colegiados y miembros de asociaciones API. El acuerdo ha sido firmado por María Elena García, directora de Operaciones, Finanzas y Medios de la entidad universitaria y Diego Galiano, presidente del Consejo General de Colegios API.

Esta alianza permitirá que los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria colegiados, los miembros de las asociaciones vinculadas a los colegios, los empleados de sus agencias y familiares de primer grado puedan acceder a los másteres y programas ejecutivos en condiciones ventajosas. Además, el acuerdo implica que los API tengan preferencia en la reserva de plazas de las actividades formativas incluidas en el convenio. Por su parte, el Consejo General de Colegios API informará a los colegiados de toda España sobre la extensa actividad formativa especializada que la Universidad San Pablo CEU pone a su disposición.

Las acciones formativas que se incluyen en este convenio comprenden programas de la Business School de CEU en áreas como la Dirección general, Estrategia, Liderazgo, Finanzas, Marketing y Ventas, Transformación Digital, Legal y Fiscal. Especialmente interesantes son los programas del ámbito inmobiliario, que incluye un  Máster Ejecutivo en Urbanismo y Ordenación del Territorio, un Programa Avanzado en Nueva Gestión del Negocio Inmobiliario, un Programa Enfocado en Análisis y Valoración de Activos Inmobiliarios y un Programa Enfocado en Planeamiento, Gestión Urbanística y Licencias.

El presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Diego Galiano, hace hincapié en la relevancia de este acuerdo, que posibilitará que los API accedan de forma preferente a las acciones formativas de una de las universidades más prestigiosas de España, como San Pablo CEU. “Nuestros esfuerzos están enfocados en ayudar a los API a crecer y ser mejores profesionales, para lo que es fundamental que reciban formación de manera continua. Por ello, estamos muy satisfechos de poder facilitar que se inscriban en los posgrados de una universidad puntera a nivel nacional”, indica.

El Consejo General API impone la Medalla de Oro a trece presidentes de colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria ha entregado la Medalla de Oro API a los presidentes de Colegios oficiales API que han completado un plazo de ocho años en el ejercicio de su cargo. Este galardón pretende reconocer el trabajo voluntario y desinteresado que realizan estas personas comprometidas con la profesión, quitándole tiempo a sus ocupaciones laborales para servir al colectivo API.

El presidente del Consejo General de Colegios API, Diego Galiano, ha entregado la Medalla de Oro a José Ricardo Arce de Anitua (Álava); Vicente Orozco González (Albacete); Fernando Baena Pinilla (Aragón); José María Mir Pizá (Baleares); Santiago Marcos Beltrán (Burgos); Francisco Nomdedeu Maristany (Castellón); Antonio Álvarez Romero (Córdoba); Francisco Javier García-Valdecasas y Álex (Granada); Jaime Uriarte Muerza (Guadalajara); José Luis Polo Francisco (Gipuzkoa); Ginés García Saura (Melilla); María Dolores de Alcover-Aguilar y García (Murcia), y Valentín Rodríguez Alonso (Salamanca).

En su intervención, Diego Galiano mostró su agradecimiento por la labor de los homenajeados, y reconoció la gran dosis de generosidad y vocación de servicio que conlleva ostentar estos cargos, y también las obligaciones y responsabilidades inherentes para la buena gobernanza de los Colegios oficiales API. “Sólo con presidentes verdaderamente comprometidos con la profesión y eficaces en su gestión podremos seguir siendo el colectivo líder y más importante de la intermediación inmobiliaria en España, con prestigio y reconocimiento social”, afirmó.

Estas distinciones ponen un colofón de oro al ejercicio 2018 en el que se ha conmemorado el 70 aniversario de la creación de los Colegios API, en el que destaca la visita a las Cortes Generales.

El acto de entrega de las Medallas de Oro ha tenido lugar tras la celebración del Pleno de presidentes del Consejo General, en el que el Consejo Rector ha explicado la intensa actividad llevada a cabo a lo largo del año 2018. Entre los distintos logros se ha puesto de relieve el impulso a los nuevos Estatutos profesionales, el fomento de las relaciones institucionales con la administración y con todo tipo de entidades, la celebración por segundo año consecutivo del Congreso Nacional API “Unión Inmobiliaria”, el reforzamiento del servicio a los colegiados con herramientas como MVI y APIVALORA, o el incremento de la presencia del colectivo API en medios de comunicación nacionales.

Los API desarrollan una aplicación web propia de primer nivel para la realización de valoraciones de inmuebles

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria ha puesto a disposición de todos los API colegiados de España la herramienta informática API Valora para la realización de valoraciones de inmuebles. Este software, tras funcionar con éxito en Asturias durante varios meses, ya está disponible para todo el territorio nacional. El derecho a usar API Valora es exclusivo para los API colegiados y los miembros de las asociaciones vinculadas a los colegios API, lo que viene a sumar otra ventaja a la pertenencia al colectivo de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria.

Hasta la fecha, más de 600 API colegiados que ejercen en Asturias, Alicante, Valencia, Toledo, Vizcaya o Tenerife han contratado el servicio, lo que deja claro la buena acogida que ha tenido entre los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de toda España.

API Valora permite realizar valoraciones inmobiliarias de forma semiautomática, ya que es necesario contar con la aportación del profesional inmobiliario para que el resultado sea 100% fiable y ajustado a las  características de cada zona. La herramienta se nutre de forma constante de información sobre los inmuebles procedentes de tres fuentes: Google Maps, el MVI del Colegio de Registradores y el Catastro. El acceso se realiza de forma segura a través del DNI electrónico o mediante el certificado digital.  El cálculo del valor del inmueble se realiza de forma sencilla, en base a diez coeficientes diferentes, y se emplean testigos propios o extraídos del MVI del Colegio de Registradores. El cálculo homogeneizado permite ofrecer una valoración exacta de la vivienda, y se pueden editar también los coeficientes. “Estamos hablando de una herramienta diferencial que aporta valor profesional y mejora la calidad de los servicios prestados por los API a los usuarios”, señala Diego Galiano, presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria.

El funcionamiento es muy sencillo, ya que sólo es necesario darse de alta e introducir la referencia catastral de la vivienda. A continuación, el programa pide la introducción de una serie de testigos y datos como la situación del inmueble, su antigüedad, superficie, estado de conservación altura, disponibilidad de ascensor… Con toda esa información, API Valora emite un informe de gran precisión que incluye el valor de la vivienda, plano de la zona, ficha catastral y fotografías.

El programa ya está implantado en la web del Consejo General de Colegios API, lo que permite un acceso rápido a todos los API colegiados, y se están firmando contratos subagencia con distintos colegios provinciales para que lo ofrezcan a sus colegiados y asociados.  La sede del Consejo General API acogió hace unos días un acto de presentación de API Valora, en el que Antonio Vega, presidente del Colegio API de Asturias, explicó todos los detalles de esta útil herramienta web a representantes del colectivo de toda España.

El Consejo General API muestra su queja por el “atropello judicial” con el IAJD en préstamos hipotecarios.

Los API reclaman mayor seguridad jurídica, financiera y fiscal en la compraventa de inmuebles, y exigen actuación inmediata al legislador.

 El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España lamenta que el Tribunal Supremo haya tomado la decisión en torno al pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas sin medir el impacto social, y que se haya guiado solo por el impacto económico. La entidad señala que la incertidumbre continua, los vaivenes judiciales, las cláusulas oscuras y, en definitiva, la falta de seguridad jurídica han generado un enorme caos y confusión, que afectan gravemente al mercado inmobiliario y al sector de la intermediación.

El presidente del Consejo General de Colegios API, Diego Galiano, indica que “se ha puesto de manifiesto la necesidad de que toda la legislación en el ámbito inmobiliario e hipotecario debe ser totalmente clara, transparente, sin resquicios ni ambigüedades”, afirma. “Los compradores de inmuebles deben saber a qué se enfrentan, deben ser conscientes de las consecuencias de su decisión, y no sólo para la hipoteca, sino antes para la previa compraventa”.

La pregunta es cuántas personas sabían realmente que habían pagado un impuesto con la constitución de su hipoteca. “Era un epígrafe más de gasto para cuantificar en la provisión de fondos que realiza el banco al cliente. Muchos españoles se han enterado estos días que pagaron un impuesto por la hipoteca en su momento, y eso no puede admitirse de ninguna forma”, añade Galiano.

En este sentido, los API aprovechan la ocasión para reiterar que la intermediación inmobiliaria debe estar regulada en España, como en los países de nuestro entorno, con requisitos, exigencias y responsabilidades para los agentes intervinientes, pues la seguridad hay que garantizarla desde el momento en que un ciudadano se interesa y visita un inmueble, hasta la firma de la escritura en la Notaría. Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria consideran que la gestión inmobiliaria primero, y la hipotecaria después, deben ser nítidas y transparentes.

Por ello, Diego Galiano proclama que “no queremos parches legislativos, sino una revisión global del todo el sistema de servicios inmobiliarios e hipotecarios, con certeza, seguridad y claridad, alejándonos completamente de la opacidad y falta de transparencia del pasado”.

 

 

El Consejo General API defiende la colegiación como garantía máxima del acceso a la Vivienda y defensa de los consumidores inmobiliarios

La entidad sostiene que el informe de la CNMC demuestra un gran desconocimiento de la intermediación inmobiliaria, pues aboga por la liberalización en un momento en que las administraciones están poniendo en marcha diferentes medidas regulatorias

El Consejo General de Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) respeta pero no comparte el informe emitido por la CNMC y filtrado a la prensa acerca de la modificación de los Estatutos Generales de la entidad. El Consejo General API muestra su extrañeza por el hecho de que la CNMC no se haya movido un ápice de sus planteamientos y siga sin tener en cuenta la lección sobre mercado inmobiliario y sus catastróficas consecuencias que nos ha dado la experiencia, todavía reciente, y que acabó con infinidad de demandas por abusos e incumplimientos en los contratos inmobiliarios y masivas ejecuciones y desahucios de ciudadanos.

El Consejo General API considera que la liberalización de las actividades profesionales debe ser bienvenida, pues fomenta la competencia, abarata costes y estimula el crecimiento, pero hay circunstancias que diferencian claramente el mercado inmobiliario de otros ámbitos. “No estamos ante un mercado de mercaderías, sino de un bien de carácter social y que representa la mayor inversión en la vida de casi todos los ciudadanos. La propia Constitución recoge el derecho de todos los españoles a disponer de una vivienda digna, por lo que un mercado salvaje sin la garantía de derechos que aporta un Colegio profesional sólo contribuye a dificultar aún más el acceso a la vivienda”, señala Diego Galiano, presidente del Consejo General de Colegios API.

Además, la entidad deja claro que el informe de la CNMC muestra un gran desconocimiento de la situación actual de la intermediación inmobiliaria, ya que aboga por una liberalización total en el momento en que las diferentes administraciones están regulando el mercado mediante la creación de registros autonómicos de agentes inmobiliarios en varias autonomías, en muchos casos de carácter obligatorio.

El Consejo General API deja claro que el mercado inmobiliario tiene unas tendencias que conviene corregir: la opacidad o falta de transparencia, la asimetría informativa, la especulación, la desprofesionalización y ausencia de garantías de quienes operan en el mismo o la inseguridad en la fase de negociación de los contratos, que es cuando se requiere la información para la toma de decisiones.

Además, no se trata de un mercado como el de los bienes de consumo, en el que el consumidor pueda optar por el cambio de profesional ante una mala experiencia anterior ya que su economía se lo impedirá. Por ello, cuando todo ciudadano acude al mercado inmobiliario (de media, un par de veces en su vida) los errores de elección no depuran a los no profesionales y éstos, además, lo saben.

Por ello, el Consejo General API recuerda que las denuncias por perjuicios al consumidor en el ámbito inmobiliario están a la orden del día, sin olvidar que se batieron todos los récords en la época del boom inmobiliario. “La liberalización total ha llevado a miles de familias a la ruina o a no poder acceder a una vivienda en compra o alquiler, una situación que las administraciones han advertido y han comenzado a corregir a través de varias medidas regulatorias”, dice Galiano.

En cuanto a los colegios profesionales, el Consejo General API critica que la CNMC no se conforme con la liberalización del ejercicio de la intermediación inmobiliaria impuesta en el año 2000 suprimiendo la obligatoriedad de la colegiación, lo que, por definición, elimina toda restricción al ejercicio profesional. Así, cualquier persona puede operar en un mercado inmobiliario complejo desde el punto de vista administrativo, técnico y jurídico por razón de su objeto y que supone la mayor inversión que asume todo ciudadano al quedar hipotecado de por vida. “Es inconcebible que la CNMC proponga que desaparezcan los Colegios que, entre otras cosas, exigen titulación (capacitación) y velan por la profesionalización de sus integrantes, amparan por ley al consumidor y se preocupan de que sea la seguridad jurídica la que presida un mercado con tendencias poco gratificantes”, sostiene. Galiano se pregunta por qué es obligatorio que quien diseña una vivienda esté colegiado y cuente con un seguro y no quien va a vender esa vivienda, ya que son dos elementos fundamentales del mismo proceso.

“Es increíble que la CNMC proponga que no haya seguro de responsabilidad civil frente al ciudadano perjudicado; y, por proponer, hasta que no se exija nada, y nada es nada, para operar en el mercado. Por poner un ejemplo, a la CNMC le parece bien que un ciudadano vaya a un bar, le entregue a una persona que no sabe leer ni escribir 3.000 euros como señal, firme un contrato en una servilleta y que, si hay cualquier problema, pueda desaparecer con el dinero sin problema”, explica Galiano.

Es curioso cómo esta propuesta liberalizadora se escuda en Europa cuando la actividad de intermediación está regulada en casi todos los países de nuestro entorno, lo que se justifica por la necesidad de dotar al mercado de transparencia y seguridad en el suministro de información que requiere (urbanística, jurídica, registral, catastral, técnica, fiscal, de comunidad de vecinos, eficiencia energética, inspección técnica……), el cierre del círculo de la seguridad jurídica preventiva en el ámbito de la contratación inmobiliaria, la protección del consumidor y usuario y la evitación del agiotaje y la estafa ¿Parece poco interés general? En este sentido, los API dan por supuesto el respeto al asociacionismo, pero, precisamente la liberalización debe permitir todas las opciones, incluso la colegial.

El Consejo General API reclama una legislación estatal urgente para regular el mercado del alquiler

Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), como profundos conocedores del mercado de la vivienda repartidos por toda España, hacen sonar la alarma ante el escenario actual del alquiler en las grandes ciudades e islas. El presidente del colectivo de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Diego Galiano, alerta de que ya hay miles de familias que no pueden ni comprar ni alquilar vivienda, “con una escalada desproporcionada de rentas y con expulsión de inquilinos del alquiler tradicional”.

En este sentido, consideran que el informe publicado del CGPJ sobre el aumento de los desahucios por impagos de rentas se corresponde con el crecimiento exponencial que desde el inicio de la crisis en 2008 viene teniendo el régimen de alquiler de vivienda. “Hemos asistido a una década histórica de un mercado de alquiler imparable y con velocidad de crucero. Era cuestión de tiempo que los desahucios por impago de rentas superase a los desahucios hipotecarios”, señala Galiano.

Una parte importante de la población alquila por necesidad, ya que no pueden acceder a la compra de vivienda al no disponer de estabilidad laboral ni ahorro; otros por circunstancias estudiantiles, laborales o familiares que les lleva a tener residencias alternativas temporales;  y un tercer grupo por deseo propio, jóvenes sin ataduras, tecnológicos,  emancipados que viven de forma independiente sin voluntad de hipotecarse por miedo a lo que ocurrió en el pasado.  “Esa elevada demanda latente de alquiler choca con la escasez de oferta, tanto pública como privada, y choca con los intereses mercantiles de grandes tenedores de vivienda”, explica el presidente del Consejo General API.

Para impulsar la oferta, sólo cabe la intervención administrativa actuando con decisión, por un lado ampliando los parques públicos de vivienda con urgencia, y, por otro, promoviendo condiciones fiscales favorables e incentivos para propietarios particulares con viviendas vacías, previo censo fiel del número de vivienda desocupada por áreas geográficas. Los grandes tenedores, por cuestión del volumen que manejan, deben tener normas distintas y especiales vinculadas con el gravamen fiscal.

La realidad es que España se enfrenta a un gran problema de vivienda para atender la demanda de alquiler. “Los poderes públicos están obligados a fomentar las condiciones necesarias para cubrir esta necesidad ciudadana y para humanizar el alquiler con seguridad y fiabilidad, y ello sólo se conseguirá con un gran Pacto de Estado por la Vivienda, sin intereses partidistas, y solo con el foco puesto en el ciudadano”, manifiesta Diego Galiano.

Los API reivindican su papel como garantes de la transparencia y de la seguridad inmobiliaria de los ciudadanos. “No podría entenderse la promulgación de una Ley de Vivienda que debe facilitar el acceso seguro, responsable y transparente de los ciudadanos a la vivienda, sin contar con los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y sin poner orden y control en un sector desregulado”, indica.

La Convención Nacional API apuesta por el mayor valor añadido para el cliente que ofrecen las agencias inmobiliarias frente a las proptech

La Convención Nacional de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria “Unión Inmobiliaria”, que se está celebrando desde ayer en Málaga, ha servido para poner en valor el gran valor añadido que aportan las agencias inmobiliarias físicas o de proximidad frente a las proptech. Este ha sido el tema principal de la ponencia ofrecida por Vicente Beltrán, API y CEO de Realmark, que considera que a las conocidas como agencias tradicionales habría que denominarlas “agencias de proximidad o experienciales”, ya que el contacto con el cliente es uno de sus puntos fuertes.

Beltrán ha realizado un análisis detenido de la situación actual de las proptech y ha señalado que actualmente cuentan con una cartera de inmuebles muy reducida y que sus webs aportan poco valor añadido al cliente, información escasa y un nivel de prestación de servicios tecnológicos muy reducido, al contrario de lo que cabe esperar de este tipo de empresas. “Las agencias aportan un valor añadido mucho mayor que las proptech, pues poseen un conocimiento profundo del negocio y conocen bien al cliente, ya que el contacto humano es una de sus grandes fortalezas. En cambio las proptech son empresas de bajo contacto humano”, ha señalado. En este sentido, ha recodado que muchas agencias han apostado por la transformación digital, pues utilizan CRM, visitas virtuales, vídeo y han desarrollado aplicaciones para comunicarse con sus clientes. “La mayoría de las mal llamadas agencias tradicionales estamos incorporando tecnología, en ocasiones en mayor medida que las proptech”, ha explicado. En todo caso, ha dejado claro que la oleada tecnológica ha llegado y que aquellos profesionales que no la abracen estarán condenados a hundirse.

Cerca de 300 profesionales inmobiliarios de toda España están participando en un evento de gran importancia a nivel nacional, que se desarrolla en el Auditorio Edgar Neville de la Diputación malagueña. “Unión Inmobiliaria” también ha contado hoy con la participación de Agustín Azparren, magistrado en excedencia y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, que ha abordado los conflictos existentes con las entidades bancarias en temas como las cláusulas suelo o el índice IRPH de las hipotecas. Además, la Convención Nacional API ha organizado una mesa redonda de enorme nivel sobre la situación de la promoción inmobiliaria en España en la que han intervenido Juan Antonio Gómez Pintado, presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España, junto a Silvia Sánchez (Aedas Home) e Ignacio Peinado (Neinor Homes). Los expertos han rechazado la posibilidad de que se produzca una nueva burbuja inmobiliaria en España, ya que la situación del mercado es distinta y las entidades bancarias están actuando con una mayor prudencia financiera.

Además, han reconocido que la promoción de vivienda nueva se está recuperando a distintas velocidades según la zona y han puesto de relieve la importancia de los agentes inmobiliarios a la hora de comercializar las promociones de viviendas. Después, el registrador Teófilo Hurtado ha hablado sobre la relación entre los profesionales inmobiliarios y el registro de la Propiedad. Finalmente, Luis Salido, director de Marketing Offline de Software del Sol, ha ofrecido la ponencia de clausura, “Honestidad 4.0”, que ha cerrado de forma brillante “Unión Inmobiliaria”.

La Convención Nacional API cuenta con el apoyo de Mutua de Propietarios, UCI, Targo Bank y pisos.com como patrocinadores Oro; Banco Sabadell y EGO Real Estate como patrocinadores Plata y Grupo Avanza, Fichero de Inquilinos Morosos, Globalfinanz, AJE Málaga, Tutela y Ser Málaga como patrocinadores.