Entradas

Diego Galiano interviene en la presentación del Estudio de Morosidad en Arrendamientos Urbanos de FIM Ibérica

Diego Galiano, presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, ha ofrecido una ponencia en la presentación del décimo Estudio de Morosidad en Arrendamientos Urbanos, realizado por FIM Ibérica. El acto ha tenido lugar en el hotel de lujo Puerta América de Madrid, donde ha acudido una nutrida representación de profesionales inmobiliarios de primer nivel.

Galiano ha intervenido en el acto por partida doble. En primer lugar, ha participado en un coloquio sobre la morosidad de los inquilinos en España, en el que ha expuesto que la causa principal de los propietarios para tener viviendas vacías y no alquilar es el miedo a los morosos y a los posibles daños. Diego Galiano considera que la falta de recursos de muchas familias justifica esta situación aunque ha apelado a que actúen de forma noble e informen al propietario y pacten alguna estipulación temporal. Por el contrario, ha criticado a los «morosos profesionales» que actúan con engaño y malicia, y se aprovechan de la lentitud de la justicia.

Precisamente, ha apoyado las medidas que se introdujeron en 2009 y 2013 para agilizar estos procesos, como el requerimiento por 10 días al inquilino, o fijar fecha para juicio y lanzamiento por adelantado, «aunque aún no son suficientes. Reducir los tiempos judiciales es fundamental», ha señalado.

Posteriormente, el presidente del colectivo API ha ofrecido una charla sobre el panorama actual del sector de la intermediación, desordenado, descontrolado, y olvidado por los poderes públicos. «No se exige ningún requisito para ejercer esta actividad inmobiliaria, pueden realizarla desde el panadero hasta el frutero, pasando por el mecánico o el jardinero. Si los ciudadanos padecen perjuicios económicos y morales por recibir negligentes servicios inmobiliarios o por ser estafados, deben mirar a la pasividad de los políticos, que no velan por su seguridad jurídica y económica, contraviniendo la propia Constitución», ha manifestado Galiano.